sábado, 25 de agosto de 2007

Es lo que me dijeron

El Icei es la antigua escuela de periodismo, que hace poco incorporó la carrera de cine. No parece ser la gran cosa. ¿Pero qué pasa cuando tu facultad, que era sólo de tu carrera, cambia de repente? Cuando todos tenían intereses parecidos y se entendían medianamente… Llegan unos mechones con otra “volaa”, ocupan tus salas, equipos, espacios y tienes que compartir con ellos dos ramos. Mmmm… Y más encima los profes de esos ramos tienen que aprender a orientar la materia a la carrera de cine también. ¿Y qué pasa si a ellos no les gusta que eso haya pasado y hacen clases como siempre, como si todos fuesen estudiantes de periodismo? Bueno, les presento al profesor Hans Stange.

No, viejo no es. Tiene 24 años y es periodista, exalumno del Icei o de “perio”. Creo que tiene un doctorado en algo. Pero el ser joven no lo hace el “sí” de las niñas precisamente. Nunca lleva algo más llamativo que un chaleco o un polar ancho y de color apagado, junto con jeans y zapatos. Y su pelo castaño claro está siempre amarrado en una cola, impidiendo a sus rizos expresar un espíritu rockero enterrado en alguna parte de su ser. Su apariencia física llevó a más de alguna persona a llamarle “Jesucristo”.

Cómo describir las clases de Hans… Partiendo porque en la sala de clases están a lo más la mitad de las personas de la lista. Y el silencio que reina allí sólo es interrumpido a veces por uno de los pocos estudiantes de periodismo que está realmente atento a la clase. Un tono de voz bajo y constante que induce al sueño inevitablemente. Alguien que no asistió a más de tres clases me dijo que Hans entraba a la sala y perdía el rating sólo por su mera presencia. No es muy agradable pensarlo estando en el lugar de él, pero es la verdad.

Hans vive solo y destina la mayor parte del tiempo a la lectura de textos complejos, probablemente filosóficos, o leyendo comics, o, y aunque pocos lo crean, a hacer cortos. En sus jornadas de trabajo baja a dar clases y luego vuelve a subir. Cuando baja a comprar almuerzo se lo lleva y come solo. A veces habla con uno que otro conocido o se ríe con los estudiantes de periodismo que conoce. Los alumnos de cine a veces lo saludan, y él opta por mirar hacia otro lado. Invita a sus clases a gente simpática, pero existe el detalle de que nunca le mencionó al(la) invitado(a) que allí también va gente que estudia cine… Y la guinda de la torta, al final de una clase concluyó que el cine no es arte. Razones suficientes para odiarlo, de estos hechos al parecer nació la conocida campaña “piteate un Hans”. De todas formas, él parece indiferente a todo ello. Parece indiferente a toda señal de inmadurez juvenil y lo que es llamado “jugo”. El intelecto tiene prioridad para él por sobre todas las cosas, pero no me parece razón suficiente como para seguir desesperadamente a la burguesía intelectual del Icei, hombres que no comparten su edad en absoluto. Es por eso que me extrañó mucho verlo comprando en una botillería de Pío Nono hace un par de semanas. Pero obviamente tampoco le pregunté qué hacía ahí, ni podría haberlo hecho. Él sólo me vio de reojo y me ignoró, era esperable.
Finalmente yo sólo tengo una única y gran pregunta: ¿Él es feliz así? Si lo es, entonces dejaré de molestar y viviré mi vida tranquila. Sino… ¡Por favor! ¿Qué hace arruinando su vida de esa manera? Como diría mi colega: ¡Te falta rock!

5 comentarios:

Qaotiquo dijo...

Wena, me sentí sobrecogido por el lenguaje, fue como leer inglés, puedo hacerlo, pero me cuesta la vida responder, voy a hacer un intento:

Creo que recién ahora entendí tu reacción en Pío Nono, en ese momento pensé que se trataba de un profe del colegio de donde saliste, detesto ese colegio, por motivos bien personales que no te involucran. Pero no, se trataba de unos de estos seres super intelectuales, la verdad, a mí me da todo lo mismo y no soy mas que un mero aspirante a flotante y "mirador de como crece el pasto profesional", pero en mi opinión, definir que es arte y que no lo es, es ser muy careraja, según yo, arte es algo capaz de evocar sentimientos y emociones y cine ahí esta pero en primera fila, pero hay otras cosas mas x que también se merecen un lugar, esos artes que funcionan a 20º, a temperatura ambiente y nadie los cacha, esos que no tienen nombre, no son lo que yo llamo "soluciones esquina", esas cosas fácilmente identificables que son todo o nada y que tienen nombres bien definidos, que evocan sentimientos como soledad, tristeza, alegría, que se yo, en fin, mañana voy a dedicar algún minuto a ver como el sol esta un poco mas al sur, el verano viene y ese es mi arte.

Qaotiquo dijo...

Na que ver, pero wenas las caricaturas! me sentí profundamente halagado con mi versión ^^

Dolores dijo...

Gracias por la cita!!
La verdad es que entre ser inteligente (rallando en la genealidad) y la pose intelectual hay una abismo, sino vean a Ossa...que manera de dar jugo por Dios!!


Saludillos

Anónimo dijo...

ahhhh....hans magnus egzenbergen...aunque odie la television va a ser consumido por ella...y aunque no crea en que el cine es un arte....te juro que es infeliz por que el es solo un erudito...y no un artista...el puede que seafeliz detro de su cobardia...más yo me pregunto...siendo el tan filosofico...¿como es que aun no soluciona su problemilla con la vida?

ay...jeshua supersatr...el otro dia lo imagine desnudo y con su cabello suelto..exotico diria vera meiiggs....pero seeeehhhh

!LE ESTA FALTANDO ROCK!

Wolfenstein dijo...

Asi con la creacion de nuevas carreras, todo cambio y el adaptarse a ello lleva mucho tiempo y modificaciones, hay que tener paciencia nada mas y esforzarse naikol :D , cuidese