sábado, 18 de octubre de 2008

Inspiracion de estudiante revolucionari@



La revolución de los pingüinos me recordó tantas cosas.
Igual esto lo escribí el 23/6/08

Toda mi inspiración se esfuma cuando después de cinco semanas todo vuelve a "la normalidad", los pasos que marqué por esas avenidas, las monedas cayendo en la improvisada alcancía, la pintura en las manos, las salidas todo el día, gente nueva, vitalidad, los carteles y los gritos de todos a coro, exigiendo ser escuchados, horas sobre las sillas acolchadas mirando, abrazando, pensando, riendo y aburriéndome a ratos... Hoy sólo sé enredarme en millones de palabras impresas, malas caras, frío y preocupación, silencio autoimpuesto, necesidad de salir, escaparme de este mundillo que me inquieta y angustia, sólo un día, unas horas sin hacer nada, sin tener que ver a nadie ni que vean mi cara con el entrecejo fruncido. Cambio de mierda, nueva presión, desesperanza... Se acerca el maldito momento y ni a la cara puedo mirarte, cómo me desagrada, que todo muera como siempre supe que pasaría y no encontré forma de evitarlo, y sin embargo sin tu compañía todo parece más gris, ese edificio frío y solitario, en el cual no encuentro motivación alguna, mis pasos redundantes, mi dejación inevitable... Qué he hecho de mí. ¿En esta época solía ser feliz? Ni yo me la creo. Hace algunas semanas parecía ser más ligero mi caminar, como si fuese más fácil llegar a pelear por nuestros derechos, a conversar con otras personasm a hacer algo más por el resto que por mí. Quisiera escaparme a un día con sol sentada escuchando buenas noticias, conversando de estupideces con amigos, viajando a Casa Central a ver un partido en la calle o a pararme frente a los autos con un cartel, y encender una vela y caminar con ella por la calle, llenar de plata un tarro o simplemente sentarme a contar los "eeehh..." para reírme un rato. Cualquiera de esas cosas pero no estar en hoy, no en ahora hacia adelante. Siento como si todo hubiese decaído. Ah, por favor. No me vengan con las vacaciones ahora, que las tuve aunque corrí a todos lados, no las quiero hoy, sólo me aterra la cotidianeidad después de tanta motivación y movimiento. Calma inquietante, normalidad de mierda, caigo en ella sin otra opción y cruzo los brazos, me resguardo otra vez en mi soledad.

2 comentarios:

conny-b dijo...

yo sigo odiando los paros y nada cambiara xD

Red Eyes dijo...

Hello, this is my first time here and I'm looking forward to returning. I hope you will find the time for a counter visit so we can stay connected. I find your blog very interesting and would like to follow it. I also see we share some interests i.e. I see one of your favourite movies is babel, did you like the story, what do you think about it in the way GLOBALISATION is linked to the tower of babel?