domingo, 15 de junio de 2008

Mi esencia


Toda mi vida he sido invisible o semi-visible, una sombra, una silueta, algo que la gente ve pero que no le llama la atención. Soy el ángel de algunos, siempre presente aunque no puedan verme, a su lado guardando mis verdades. Me apoyo sutilmente en su hombro y derramo un par de lágrimas, ya por costumbre. Y esto me define, sigo desenvolviéndome en lugares y ambientes que hacen de mí una sombra y me mantienen como tal. Continúo comportándome de una manera en especial sin darme cuenta, la cual sólo sirve para mantenerme en esta postura que recién vengo a interiorizar luego de 19 años de vida.

1 comentario:

Leonardo García Bello dijo...

Ojalá que también sepas que eres mi ángel, pero que no eres invisible para mi =3